PAZ Y COMUNIDAD: NEXT LEVEL EL REGRESO DE DANIEL ZARAZUA A EL SALVADOR

1_NL_ES_Reunion-1

 

Menos de cuatro meses después de terminar mi residencia de DJ de Next Level en El Salvador, me encontré de nuevo en la Casa Tomada en San Salvador, nuestra base de operaciones de la primera mitad de nuestro viaje. Me encontré con una media docena de participantes de nuestro programa, incluido MC’s Blaze Onu, los bailarines Stimpy and B-Girl Mangandi, e Ivan “DJ Levanjy” Velasco, quien terminó cooperando conmigo en la enseñanza a un grupo de adolescentes durante la segunda mitad de nuestra residencia en la ciudad de Soyapango. Se nos unió nuestro camarógrafo José y Fran, quien dirige el estudio de música en Casa Tomada. Tuvimos un almuerzo informal, hablamos sobre el hip hop, rememorando el Next Level, y conversamos sobre la vida salvadoreña en general. Un punto culminante del viaje fue con Lebanjy, quien estaba ayudando a organizar un “Circo Social”, que promueve la paz y la comunidad a través de artes circenses como las acrobacias. Trajo personas de diversos estratos de la comunidad a una de las comunidades más empobrecidas de San Salvador.

2_social_circus_clown-1

Poco después de finalizar mis planes de viaje por El Salvador, nos enteramos que Carlos “Cue Bass” Godinez fue seleccionado para el próximo programa de Global Next Level en Estados Unidos, en el momento exacto en que yo estaba de vuelta. Aunque me encantó que él hubiera sido seleccionado, me sentí un poco decepcionado de que él no estuviera, ya que él era una de las personas con quien más me había encariñado. Más allá de sus habilidades como DJ y productor, Cue Bass es una persona muy atenta y solidaria. Antes de yo salir, habíamos hablado de hacer un evento, como una actuación o fiesta de lanzamiento de una pequeña revista en la que ha estado trabajando el equipo de NL El Salvador, pero debido a conflictos de programación, decidimos mantener el carácter informal de las cosas.

4_cue_bass-1

También supe que mis suegros, ambos oriundos de El Salvador quienes residen actualmente en los Estados Unidos, estarían en el país. Con este nuevo desarrollo, tuve que equilibrar mis planes de un tour de inmersión hip hop salvadoreño, con el tiempo para pasar con la familia, lo que nos llevó a realizar un viaje completo, el cual me dio una visión más clara de la vida salvadoreña y el papel del hip hop en el país.

Antes de reunirnos con el equipo NL, mi novia y yo pasamos unos pocos días a dos horas al occidente de San Salvador, cerca de la frontera con Guatemala. A diferencia de la caótica sensación de una capital en rápido crecimiento, las pequeñas ciudades y aldeas que visitamos eran mucho más tranquilas, con mayor tradición, incluidos los pueblos indígenas y la influencia africana. El ver moto-taxis pasando velozmente, me arrancó una sonrisa; me recordaba a las “bejajs” que vi durante un viaje a África oriental en el verano pasado. Con certeza, eran los mismos modelos de la compañía de motocicletas Bejaj de la India que nos hace recordar las diversas formas que adopta la globalización. Además de la gente, he disfrutado viendo la cantidad de murales que salpican el paisaje. Muchos reflejan la vida de la aldea tradicional o creencias religiosas, mientras que otros son testimonio de los conflictos de pandillas. Lo negativo fue que no hubo tantas oportunidades para que los jóvenes aprendieran acerca de la cultura hip hop o las artes, en comparación a San Salvador.

5_ahuachapan-1

Si bien me he enamorado de El Salvador en el transcurso de tres visitas, la violencia o la amenaza de violencia es demasiado real. Durante la Semana Santa, que precede a la Pascua, docenas de personas fueron asesinadas y casi todo salvadoreño que conozco en el país o en los Estados Unidos, han sido afectado directamente por la violencia, incluido la pérdida de seres queridos. Lamentablemente, uno de los temas clave durante mi conversación con los participantes del NL fue la desaparición de Emilio “Milo” Bolaños uno de los mejores instructores b-boys de El Salvador, y un incansable promotor de la escena local. Se conocen rumores, pero en última instancia nadie sabe qué pasó con él. Decididos a que Milo no se convirtiera en una estadística, sus amigos y familiares utilizaron las redes sociales para generar atención por su desaparición. Por todo Centroamérica, la gente comenzó a pintar murales en conmemoración de Milo. Cuando volví a Oakland, enseguida me puse en contacto con mi amigo Desi, el fundador de la Community Rejuvenation Project (Proyecto de Rejuvenecimiento de la Comunidad) una organización activista y de creación de murales. Sin titubear, Desi decidió crear uno. Lamentablemente, después de cinco meses todavía hay poca información acerca de Milo, pero el mural fue recibido con entusiasmo en El Salvador y la madre de Milo buscó a Desi, para agradecerle por su trabajo y solidaridad.

6_milo_oakland-1

Desde su creación, el hip hop les ha dado una voz a personas marginadas, ha servido como una válvula de escape positiva al estrés mediante la creatividad y ha creado oportunidades para personas con espíritu emprendedor. Una de sus mayores ventajas es unir a las personas, y Next Level nos ayuda a conectarnos a nivel mundial. Sin embargo, al viajar por El Salvador y salirnos de la burbuja del hip hop, vemos que son el reggaeton, la bachata y la cumbia los que dominan el paisaje sonoro lo cual genera preguntas tales como ¿de qué manera continuará evolucionando el hip hop? ¿Qué recaerá sobre este género? Y ¿cómo mantendrá su relevancia para la comunidad? Pero, en última instancia, la pregunta es ¿qué papel puede desempeñar el hip hop en el cambio social, al abordar cuestiones tales como el clasismo, el racismo, la violencia y la homofobia. Tener la oportunidad de regresar a El Salvador y construir sobre la base proporcionada por NL me dio un contexto más amplio para ayudar a abordar esta cuestión. El hip hop ha estado en escena el tiempo suficiente para tener tradición, pero continúa siendo lo suficientemente dinámico como para reflexionar y adaptarse a las necesidades de la comunidad. ¡Espero continuar este trabajo!

Daniel Zarazua es un DJ, educador, editor y alumno de Next Level. Para obtener más información sobre su trabajo, visite su compañía editora, Pochino Press.